25 jun. 2009

Síndrome de muerte súbita

No se puede considerar una enfermedad, sucede inesperadamente y afecta a toda familia, pero ¿Qué es? ¿Qué precauciones se deben de tomar? Esto y más.

En muchos países, el síndrome de muerte súbita es la causa principal de mortalidad infantil durante los primeros 6 meses de vida del bebé.

No se puede considerar como enfermedad, es
un síndrome cuyas causas son todavía desconocidas; a pesar de las investigaciones relacionadas con alteración de la respiración, descontrol en los ciclos de la respiración durante el sueño e incapacidad para volver a respirar después de una apnea.


Este síndrome ocurre de forma inesperada y puede afectar a todo tipo de familias. No se puede prevenir, pero sí hay formas de reducir los riesgos.

La mayoría de los casos de muerte súbita del bebé son por la edad del bebé (los primeros meses de vida), en los meses de invierno y porque duerme boca abajo.

¿Boca arriba o boca abajo?
Hoy se sabe que es mejor que el bebé sea colocado para dormir sobre su espalda (boca arriba), a menos que exista alguna razón médica para no hacerlo. Esto porque el riesgo de una muerte súbita es menor si se duerme boca arriba.

Entonces, tomando en cuenta que el bebé que duerme de lado suele moverse y voltearse hasta quedar boca abajo, dormir por un costado no es tan seguro. Por eso es importante que desde el principio, se acostumbre al bebé para que duerma sobre su espalda.

Ahora bien, colocar al bebé boca abajo sí es bueno, pero sólo para hacer ejercicio. Cuando el bebé está despierto, puedes ponerlo boca abajo, esto hace que los músculos de su cuello y los hombros se pongan fuertes.

Algunas recomendaciones:

Es posible que los abuelos, los tíos, los amigos y otras personas que cuidan al bebé no sepan que la posición más segura para dormir de los bebés es boca arriba. Asegúrate de que comprendan la relevancia de adoptar esta posición.

Deja libre la cuna del bebé. Quita las almohadas, colchas, juguetes y cualquier cosa blanda de la cuna.

Evita poner al bebé a dormir sobre un colchón aguado ni sobre sofás, almohadas o camas de agua. Una superficie blanda puede hacer que el bebé se asfixie.

Asegúrese de que nada tape la cabeza o la cara del bebé mientras duerme. Ponle ropa de dormir (pijama o mameluco) en lugar de usar una manta. Si decides usar una manta, haz lo siguiente para que el bebé no se deslice bajo la manta:

- Acuesta al bebé con los pies al pie de la cuna.
- Tapa al bebé del pecho para abajo (deja los brazos por encima de la manta).
- Meta los bordes de la manta debajo del colchón.

Evita arropar o abrigar en al bebé. Demasiado calor aumenta el riesgo del síndrome de muerte súbita.

Dormir con el bebé en la misma cama puede ser peligroso. Aunque no hay evidencia categórica, se debe poner especial cuidado y tomar precauciones si se decide tener al bebé en la misma cama que el adulto. Esto porque un padre con el sueño profundo, o bien una madre que se encuentra bajo los efectos de medicación podrían caer sobre el bebé y llegar a asfixiarlo.

Protege a tu bebé del tabaco; aumenta el riesgo de muerte súbita, además de provocar otros efectos dañinos.


Visto en: nosotros2

No hay comentarios: